Ir al contenido principal

Cómo potenciar el teletrabajo: Parte 1 — Incorporación

El mundo del trabajo ha cambiado: toca adaptarse.

Las típicas jornadas laborales de 9 a 6, única y exclusivamente desde la oficina, empiezan a ser cosa del pasado, ya que cada vez es más fácil trabajar a cualquier hora y desde cualquier sitio. De hecho, el 66 % de las organizaciones permite el teletrabajo y el 16 % de los empleados trabaja a distancia a tiempo completo.

Y esto es posible gracias a la evolución de la tecnología digital y su importante papel en la mejora de los procesos empresariales y la experiencia de los empleados. Sin embargo, nada de esto sería posible sin el nuevo rol asumido por los profesionales de IT.

En el contexto actual, cada vez más organizaciones revisan sus políticas de trabajo a distancia y desde casa, tanto por motivos de salud como de retención o de productividad de los empleados.

En nuestra serie de blogs, explicamos cómo puede servir mejor a los empleados y a la organización en general al:

Parte 1: Incorporar de forma exitosa de personal ya sea de forma remota o presencial

Parte 2: Conectar de forma segura a los empleados con los recursos, independientemente de su ubicación

Parte 3: Asistencia total a empleados trabajan remotamente ya sea de forma permanente y temporal

Una mejor experiencia de incorporación para todos

La rapidez con la que las organizaciones ofrecen a los empleados los recursos necesarios para poder trabajar de forma eficaz guarda una relación directa con los niveles de retención y de productividad de los nuevos trabajadores contratados. Si las organizaciones son capaces de crear una experiencia positiva en el proceso de incorporación, los índices de retención de los empleados mejoran en un 82 % y su productividad aumenta en más de un 70 %.

Por tanto, es fundamental que las organizaciones cuenten con las tecnologías adecuadas y utilicen las herramientas correctas para agilizar los procesos de incorporación de los empleados remotos y presenciales. Sin embargo, cuando se trata de elegir los recursos que mejor responden a estos objetivos, no todo funciona de la misma manera.

Los dispositivos Apple ganan terreno a diario en el mundo de la empresa. Gracias a su facilidad de uso y a la creciente demanda de los empleados cada vez más organizaciones abren la puerta a trabajar con Mac, iPad y iPhone. Y esta tendencia es una excelente noticia para los empleados, los equipos de IT y la organización en general.

Efficient onboarding for IT

Los profesionales de IT solo tienen una oportunidad para transmitir una buena primera impresión. Y para asegurar el tiro, pueden utilizar Apple Business Manager para instaurar una estrategia de implantación de dispositivos sin intervención en el conjunto de la empresa. Cuando un nuevo dispositivo se saca de la caja y se enciende, Apple Business Manager pide al Mac, al iPad o al iPhone que se inscriba automáticamente en la solución de gestión de dispositivos móviles (MDM) de la organización.

Jamf Pro — el gran referente para la gestión de tecnologías Apple en la empresa, está diseñado para garantizar la total compatibilidad con Apple Business Manager y aprovechar al máximo sus posibilidades. Con potentes tecnologías como los grupos inteligentes, que facilitan la gestión de entornos sin interacción, Jamf Pro es la mejor plataforma para ayudar a la creciente población de profesionales remotos a trabajar más y mejor. Pensando en las pequeñas empresas, Jamf ofrece Jamf Now — una solución de gestión de dispositivos móviles para todo el mundo.

Apple Business Manager, un servicio gratuito de Apple, también ayuda a optimizar los procesos relacionados con los Apple ID, si se utiliza junto con una solución de gestión como Jamf Pro o Jamf Now. Esta solución permite aprovechar los Apple ID y tener un control total sobre su configuración y administración. Además, ofrece a los empleados una estrategia de gestión de los Apple ID claramente orientada al ámbito profesional, lo que acaba con toda confusión sobre el uso de su Apple ID personal en el ámbito laboral. Los administradores recibirán menos tickets de asistencia, ya que los usuarios finales tendrán la posibilidad de gestionar y restablecer sus contraseñas sin la ayuda del equipo de IT.

Gracias a este flujo de trabajo ya no hace falta desembalar ni tocar físicamente cada dispositivo para personalizarlo y configurarlo para cada empleado. Por tanto, los técnicos de IT no tienen que preocuparse por las temidas montañas de dispositivos que se amontonan en sus despachos. Con Jamf Pro y Apple Business Manager, para implantar un nuevo dispositivo solo hay que solicitarlo a través del portal de Apple Business Manager
y el usuario final lo recibirá directamente en su oficina o domicilio. El departamento de IT no debe intervenir de ningún otro modo, por lo que puede dedicarse a lo que mejor sabe hacer: ayudar a sus empleados estén donde estén.

La aplicación del proceso de implantación sin intervención en una organización consta de tres fases: preparación, adquisición e implantación.

Preparación:

  1. Registrarse en Apple Business Manager

  2. Enlazar la cuenta de Apple Business Manager con el servidor de MDM

  3. Configurar los ajustes y la personalización de la inscripción

Adquisición:

  1. Solicitar equipos Apple a través de Apple o de un revendedor autorizado

  2. Asignar dispositivos para su inscripción

Implantación:

  1. Enviar los dispositivos Apple con su embalaje directamente a los empleados
  2. El empleado desembala el equipo y lo enciende
  3. El dispositivo Apple se inscribe automáticamente en el sistema de gestión

Incorporación sencilla para los empleados

Los primeros días en un trabajo siempre son complicados para los empleados. Sin embargo, puede hacerles las cosas un poco más fáciles si les ofrece las herramientas que necesitan (y que prefieren) ya en su primer día de trabajo a través de una implantación sin intervención.

Y los empleados remotos pueden estar trabajando a pleno rendimiento en un par de toques o clics: solo tienen que abrir la caja del equipo Apple que han recibido a su casa y encenderlo. ¡Así de fácil! Los empleados pueden acceder al instante a sus recursos profesionales, como el correo, el VPN o las apps que usan para trabajar, exactamente igual que sus compañeros que están en la oficina. Su solución de gestión de dispositivos también debería permitir una configuración flexible del flujo de trabajo de personalización

de la inscripción para poder ofrecer a un nuevo empleado vídeo, documentación u otra información a través de las pantallas de inscripción de su dispositivo.

Una vez conectados, los empleados remotos pueden localizar y utilizar rápidamente sus apps favoritas u otros recursos básicos gracias a Self Service, un portal con apps seleccionadas gratuitas disponible para todos los usuarios finales de la organización.

Los técnicos de IT no tienen que tocar ningún dispositivo y los empleados no tienen que poner los pies en la oficina para conseguir sus equipos.

Potencie el teletrabajo

La reciente crisis sanitaria es solo un ejemplo de la importancia para las organizaciones de introducir procesos que garanticen la seguridad y la productividad de los empleados estén donde estén.

La tendencia al teletrabajo no hará si no aumentar y para que los empleados remotos se mantengan conectados con la cultura de la empresa necesitan poder trabajar igual que sus compañeros de las oficinas. Jamf lo hace posible y, al mismo tiempo, brinda a los empleados la experiencia más agradable y segura.

Pruebe Jamf hoy mismo y empiece a prepararse para un futuro dominado por las oficinas en casa. Y una vez que contrate uno de nuestros productos, aproveche nuestros más de 130 módulos gratuitos de formación online para ayudar a sus profesionales a sacar el máximo provecho de Jamf.

¿Quiere saber más? Regístrese en nuestro seminario web en ingles para obtener formas adicionales de apoyar a una fuerza de trabajo remota.