Ir al contenido principal

Cómo potenciar el teletrabajo: Parte 2 — Acceso a recursos

El mundo del trabajo ha cambiado: toca adaptarse.

Las típicas jornadas laborales de 9 a 6, única y exclusivamente desde la oficina, empiezan a ser cosa del pasado, ya que cada vez es más fácil trabajar a cualquier hora y desde cualquier sitio. De hecho, el 66 % de las organizaciones permite el teletrabajo y el 16 % de los empleados trabaja a distancia a tiempo completo.

Y esto es posible gracias a la evolución de la tecnología digital y su importante papel en la mejora de los procesos empresariales y la experiencia de los empleados. Sin embargo, nada de esto sería posible sin el nuevo rol asumido por los profesionales de IT.

En el contexto actual, cada vez más organizaciones revisan sus políticas de trabajo a distancia y desde casa, tanto por motivos de salud como de retención o de productividad de los empleados.

En nuestra serie de blogs, explicamos cómo puede servir mejor a los empleados y a la organización en general al:

Parte 1: Incorporar de forma exitosa de personal ya sea de forma remota o presencial

Parte 2: Conectar de forma segura a los empleados con los recursos, independientemente de su ubicación

Parte 3: Asistencia total a empleados trabajan remotamente ya sea de forma permanente y temporal

Conexión de los empleados mediante acceso de confianza cero

Con el objetivo de diferenciar y personalizar todavía más el proceso de implantación de dispositivos (cubierto en la primera parte de nuestra serie) y la gestión del ciclo de vida para el personal remoto y presencial, las organizaciones apuestan cada vez más por sistemas avanzados de autenticación y seguridad.

A través de una solución avanzada de autenticación y gestión de identidad como Jamf Connect, las organizaciones pueden aplicar una estrategia
que se resume en pocas palabras: «nunca confiar y siempre verificar». Este planteamiento es fundamental para que los empleados que realizan teletrabajo puedan acceder a información y recursos seguros a través de redes poco seguras.

Jamf Connect y los proveedores de identidad en la nube, como Okta y Microsoft Azure Active Directory, ofrecen a las organizaciones un elevado nivel de confianza para usuarios y dispositivos y, al mismo tiempo, garantizan a los empleados una experiencia satisfactoria y sin interrupciones. Y ésto se consigue actuando en tres áreas:

  1. Aprovisionamiento y autenticación de cuentas
  2. Gestión de la identidad
  3. Sincronización de identidades de usuario y credenciales de dispositivos

Aprovisionamiento y autenticación de cuentas

Los administradores de IT pueden aprovisionar un Mac con todas las aplicaciones indispensables para trabajar a partir únicamente de las credenciales de identidad en la nube de un empleado. De este modo la implantación sin intervención va todavía un paso más lejos, ya que el usuario puede iniciar sesión con unas únicas credenciales, sumadas a la autenticación multifactor, y la organización puede saber así que la persona correcta accede al equipo correcto y a los recursos correctos.

Esta solución de inicio de sesión, sencilla pero segura, se aplica cada vez que un usuario se conecta.

Gestión de la identidad

Jamf Connect requiere un nombre de usuario y una contraseña de identidad en la nube, por lo que los administradores de IT pueden supervisar los dispositivos en los que se producen accesos, desde dónde y por parte de quién. Esta potente medida de seguridad ayuda a proteger a los empleados remotos, por ejemplo si inician sesión en su dispositivo desde una red poco segura o en caso de robo o pérdida del equipo.

El equipo de IT puede aplicar estándares de seguridad y normativos en todos los dispositivos imponiendo políticas de contraseñas a través de los permisos del proveedor de identidad en la nube, lo que aporta un nivel extra de seguridad.

Sincronización de identidades de usuario y credenciales de dispositivos

Jamf Connect ayuda a los empleados a mantener su identidad profesional (en la nube) siempre sincronizada con la contraseña de la cuenta de su Mac local. De este modo, los empleados pueden acceder a todo lo que necesitan sin tener que introducir varias veces una misma contraseña.

Según un estudio de Gartner, el 40% de todas las llamadas a los servicios de asistencia tienen relación con el restablecimiento de contraseñas.3 Jamf Connect acaba de un plumazo con este problema, por lo que ahorra una gran cantidad de tiempo a los equipos de IT y permite a los empleados seguir trabajando mientras se resuelve su problema.

Potencie el teletrabajo

La reciente crisis sanitaria es solo un ejemplo de la importancia para las organizaciones de introducir procesos que garanticen la seguridad y la productividad de los empleados estén donde estén.

La tendencia al teletrabajo no hará si no aumentar y para que los empleados remotos se mantengan conectados con la cultura de la empresa necesitan poder trabajar igual que sus compañeros de las oficinas. Jamf lo hace posible y, al mismo tiempo, brinda a los empleados la experiencia más agradable y segura.

Pruebe Jamf hoy mismo y empiece a prepararse para un futuro dominado por las oficinas en casa. Y una vez que contrate uno de nuestros productos, aproveche nuestros más de 130 módulos gratuitos de formación online para ayudar a sus profesionales a sacar el máximo provecho de Jamf.

¿Quiere saber más? Regístrese en nuestro seminario web en ingles para obtener formas adicionales de apoyar a una fuerza de trabajo remota.